martes, 24 de mayo de 2011

Fundamentos básicos de una empresa for Dummies

Básicamente una empresa o actividad empresarial es algo tan sencillo como comer, hacer la digestión y deponer. 


Tienes unos insumos (alimento), que bien pueden ser materias primas o conocimientos; un proceso (digestión) en el que las materias primas se transforman en un producto (vitaminas, minerales, grasas, etc); luego este producto lo vendes, en forma de material o de servicio y obtienes un beneficio (salud, energía o simplemente estar vivo) y siempre durante el camino tienes unas perdidas (lo que va al río). 


Pues bien, para mantener todo esto hay que hacer lo siguiente: Inviertes un dinero que cuesta un montón conseguir, compras cosas, contratas gente, pagas a proveedores, pagas servicios, pagas impuestos, pagas multas, y después de todo esto si has tenido suerte y tu marketing ha funcionado logras colocar tu producto en el mercado y obtienes unos beneficios con los que vuelves a pagar impuestos, devuelves parte del dinero, pagas mas materias primas, sueldos, servicios, etc etc etc y así en un bucle finito en el que tu único objetivo es ir aumentando los beneficios.


Ahora ya sabemos lo que es una empresa, así que elevemos este concepto a algo mas eficiente: 


Inviertes un mínimo de dinero, en muchos casos nada, solo pagas al 10% del personal, las materias primas son gratis y el marketing ya te lo hacen otras empresas, virtualmente no pagas impuestos y tu producto aunque un poco intangible se vende mas o menos bien y obtienes unos beneficios que poca gente ve y que nadie declara, pero es dinero limpio y bien distribuido por el mundo.


Esto es una fundación, ONG o cualquier otra cosa que se les parezca.


Ahora bien, la panacea del negocio va un poco mas allá y es una estructura empresarial perfecta.


No inviertes nada, el producto no existe o al menos nadie lo ha visto, los empleados no cobran, no tienes proveedores y ademas tus clientes se cuentan por millones y ni siquiera te molestas en poner un precio porque ellos siempre pagan mas de lo que deberían; si necesitas ampliar las instalaciones siempre hay algún buen cliente que lo financia sin pedir mucho a cambio, al final de año, no declaras beneficios y no solo que no pagas impuestos, sino que los impuestos de tus propios clientes y muchos mas van a parar a tu caja chica.


Luego te compras uno o varios países, coches de lujo, sedes inmensas, pinturas caras, uniformes impresionantes, joyas, etc y si alguien habla mal de ti simplemente lo aplastas o envías a algunos de tus empleados para que se encarguen del asuntillo, aunque para esto tengan que dar su propia vida. 


Pues esto es lo que conocemos como Religión, el negocio perfecto! Sea cual sea todas funcionan así solo que unas están mejor estructuradas y tienen gerentes eficientes y otras son mas rústicas y obtienen menos clientes y beneficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada